martes, 7 de junio de 2016

ENCUENTRO EN LEBANZA


                                                                                


            Queridos padres de los niños “AMIGOS DE JESÚS”:

            Como  ya venimos haciendo algún año y con buenos resultados, queremos tener con vuestros hijos una convivencia como final de curso.
            Este año será en la Abadía de Lebanza, a 130 Kms. de Palencia, en un paraje único y a pocos Kms. de la población de Lebanza y de San Salvador de Cantamuda.

                                   
Fecha: del viernes 24 de junio, tarde
al domingo 26 tarde.

Precio……….40 €


                                                                                              

            Saldremos el viernes, día 24 a las 5 de la tarde. El autocar nos recogerá en la Plaza de León, junto a la Pastelería de Polo.
            El domingo 26, nos gustaría que nos acompañéis el domingo y celebrar juntos la Eucaristía y comer juntos. Podéis llevar algo para compartir, el café lo ponemos nosotros.

            Unas cosillas a tener en cuenta:
·        Los  niños deberán llevar bocadillo para la primera noche
·        Llevar saco de dormir o sábanas.
·        Ropa de abrigo.
·        Calzado para caminar.
·        Protector solar.

Os adjuntamos una ficha – autorización que debéis rellenar y entregar antes del día 10 de junio. Podéis hacerlo a vuestro catequista o enviar a:
                        Delegación de Catequesis – Obispado
                        C/ Mayor Antigua, 22
                        34005  PALENCIA
Teléfonos de contacto:                         666 663 124  Conchi
                                                           669 289 633 Oliva
                                                           622 688 529 Amalia

            Os agradecemos vuestra gran labor de ser padres y preocuparos de poner en vuestros hijos  esa semilla de Dios que todos llevamos dentro y que está llamada a crecer.
            Un gran saludo en espera de vuestra respuesta desde la

                                   DELEGACIÓN DE CATEQUESIS DE PALENCIA







 PARA VUESTROS HIJOS...

            Querido  amigo: 
Ya terminamos el  último trimestre y terminamos las actividades que como  “AMIGOS DE JESÚS” venimos haciendo.
            Pero no podemos terminar sin tener el Encuentro – Convivencia  donde con amigos y catequistas, nos reunimos para rezar, jugar, subir a la montaña y coger fuerza y energía para las vacaciones.
            Ya te lo habíamos anunciado y ahora, además, junto a tu  carta, va otra para tus padres donde explicamos bien dónde vamos y lo que necesitamos.
            También os enviamos una autorización que deben firmar.
            Se las entregáis, por favor, y ellos ya se encargan de devolverla rellena y firmada.


                        

            Ya sabes, te esperamos en Lebanza, los días 24 – 25 y 26 de junio.

            Y te esperamos con gran alegría. No dejes pasar esta bonita experiencia. Puedes invitar a otros niños amigos tuyos que quieran participar.

            Un abrazo desde la


                                               DELEGACIÓN DE CATEQUESIS DE PALENCIA




FICHA DE INSCRIPCIÓN – AUTORIZACIÓN                                                 


Los padres N…………………………………………..y N……………………………………….

Del niño/a………………………………………………………………………………………………………………………….

Autorizamos a nuestro hijo/a a participar en la convivencia que tendrán los días 24, 25 y 26 de junio en Lebanza.


Pertenecemos a la Parroquia de………………………………………………………………….

Teléfono………………………/…………………………………..


El domingo  26       SI      NO      puedo ir a celebrar con  el grupo el final del encuentro y 
     
                                 SI      NO      dispongo de plaza en el coche para traer a algún niño



CELEBRAMOS
Eucaristía ….13 h.
Comida……..14 h.

 
 










                                  
Firma del padre o madre………………………………………………………………………..




                                                                       Palencia  a ………… del junio de 2016


                                                           DELEGACIÓN DE CATEQUESIS DE PALENCIA
                                                                      



viernes, 6 de mayo de 2016

La Ascensión del Señor – Ciclo C Domingo 8 de Mayo de 2016


Odresnuevos Evangelio Domingo 8 mayo 2016 color

Lectura del Santo Evangelio según san Juan (24,46-53)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto. Yo os enviaré lo que mi Padre ha prometido; vosotros quedaos en la ciudad, hasta que os revistáis de la fuerza de lo alto.»
Después los sacó hacia Betania y, levantando las manos, los bendijo. Y mientras los bendecía se separó de ellos, subiendo hacia el cielo. Ellos se postraron ante él y se volvieron a Jerusalén con gran alegría; y estaban siempre en el templo bendiciendo a Dios.
Palabra del Señor


Hoy, aquel hombre que nació Niño en Belén; Aquel que curó a enfermos y acompañó a los tristes; Aquel que curó heridas y que subió a la cruz; Aquel que, al tercer día resucitó… ¡HOY SUBE A LOS CIELOS!
Esta fiesta es una fiesta de gran alegría. Jesús, al entrar en el cielo, deja una puerta abierta por la que, nosotros también, entraremos a formar parte de esa otra gran fiesta y alegría eternas que existen junto a Dios. 


AHORA NOS TOCA A NOSOTROS             


También nosotros ascenderemos. 
En la fiesta de la Ascensión celebramos que Jesús ha sido levantado por Dios y rehabilitado ante los ojos de sus discípulos. 
Celebramos que Jesús ha vencido la muerte, 
que es el último enemigo. 
El que padeció y murió bajo el poder de Poncio Pilato es hoy el que vive "por encima de todo principado, potestad, fuerza y dominación". Celebramos que ha resucitado no para volver a morir o regresar a un mundo dominado por la muerte, sino para ir "más allá". Celebramos que Jesús ha llegado a su destino, que ha cubierto el camino de nuestra esperanza, como adelantado y cabeza de todos los que se salvan, como primicia de la nueva humanidad. Si Jesús ha ascendido, también nosotros ascenderemos hasta llegar a la altura de los ojos de Dios, a cuya semejanza hemos sido creados. Porque también nosotros le veremos tal cual es, cara a cara.



¡DÉJANOS LA PUERTA ABIERTA, SEÑOR!
Que no la cierre el viento del camino fácil
Que no la empuje nuestra falta de fe
Que no la obstruya nuestro afán de tener aquí
¡DÉJANOS LA PUERTA ABIERTA, SEÑOR!
Para vivir y morar contigo
Para amar y vivir junto a Dios
Para sentir el soplo eterno del Espíritu
Para gozar en el regazo de María Virgen
¡NO NOS CIERRES LA PUERTA DEL CIELO, SEÑOR!
Amén

martes, 3 de mayo de 2016



            Queridos “Amigos de Jesús”:
            Se que ya sabes que el Papa ha escrito una carta para todos los hombres, por lo cual también para vosotros. En ella nos preguntaba cómo cuidamos la “Casa Común”. Así llama el Papa al Planeta Tierra. Verdad que es bonito este nombre a la vez que sugerente? Porque todos cuidamos nuestra casa con mucho cariño.

           
El Papa dice que la casa común no es sólo donde vivimos sino que lo más importante somos las personas que vivimos en ellas. Lo mismo que lo más importante de nuestra casa somos las personas: papás, abuelos, hermanos, primos….

El Papa también nos recuerda que la “Casa  Común” es de Dios  y que nosotros  no podemos abusar de ella porque estamos de alquiler y tenemos que pasársela a otros habitable. Eso lo “rastrearemos” en la PALABRA DE DIOS.


            Y escucharemos a la Creación: montañas, ríos, peces, animales, que también nos hablan de ello.
            También escuchemos a nuestro corazón que seguro coincide con el del Papa Francisco.

               Su carta se llama:

            LAUDATO SI”           
        


            Os recordamos y animamos para que vayáis reservando los días 24, 25 y 26 de junio para tener el encuentro de fin de curso.
            Se lo vais diciendo a vuestro padres y podéis invitar a algún amigo que tengáis que también puede venir.

           
Ya recordáis lo bien que lo pasamos en Salcedillo el año pasado.
            Este año, conoceremos otro lugar de la Montaña Palentina: Lebanza.

            Ya os iremos diciendo todos los detalles, así que estad atentos y dispuestos para rezar, jugar, subir a la montaña, comer….allí haremos de todo y recordaremos la carta que el Papa nos escribió, como os decimos al principio.

            Con todo nuestro cariño y con la ilusión del nuevo encuentro,  y sabiendo que rezamos unos por otros, os damos un gran abrazo:

                        Vuestros Catequistas.


viernes, 29 de abril de 2016

6º Domingo de Pascua – Ciclo C Domingo 1 de Mayo de 2016


Odresnuevos Evangelio 1_mayo_2016 Color Comentado

Lectura del Santo Evangelio según san Juan (14,23-29)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él. El que no me ama no guardará mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió. Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Defensor, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho. La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no tiemble vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir: “Me voy y vuelvo a vuestro lado.” Si me amarais, os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, sigáis creyendo.»
Palabra del Señor

ORACIÓN
¡SÁNAME, SEÑOR!
Si estoy enfermo y no miro con ojos de amor
¡SÁNAME, SEÑOR!
Si estoy débil y caigo en el orgullo
¡SÁNAME, SEÑOR!
Si estoy triste y caigo en la angustia
¡SÁNAME, SEÑOR!
Si estoy violento y me pierdo en la violencia
¡SÁNAME, SEÑOR!
Si mi corazón es egoísta y vanidoso
¡SÁNAME, SEÑOR!
Si mis oídos ya no escuchan tu Palabra
¡SÁNAME, SEÑOR!
Si busco caminos de enfrentamiento
¡SÁNAME, SEÑOR!
Si me olvido de los que sufren
¡SÁNAME, SEÑOR!
Si pienso que todo en el mundo está bien
¡SÁNAME, SEÑOR!
Si miro hacia otro lado cuando me necesitan
¡SÁNAME, SEÑOR!
Si no trabajo por la paz ni por la fraternidad
¡SÁNAME, SEÑOR!
Si no guardo tus Palabras
¡SÁNAME, SEÑOR!
Si no comulgo tu pan y te dejo de lado
¡SÁNAME, SEÑOR!
 
En esta Jornada Mundial del Enfermo podemos pedir a Jesús misericordioso por la intercesión de María, Madre suya y nuestra, que nos conceda esta disponibilidad para servir a los necesitados, y concretamente a nuestros hermanos enfermos. A veces este servicio puede resultar duro, pesado, pero estamos seguros de que el Señor no dejará de transformar nuestro esfuerzo humano en algo divino. También nosotros podemos ser manos, brazos, corazones que ayudan a Dios a realizar sus prodigios, con frecuencia escondidos. También nosotros, sanos o enfermos, podemos ofrecer nuestros cansancios y sufrimientos como el agua que llenó las tinajas en las bodas de Caná y fue transformada en el mejor vino. Cada vez que se ayuda discretamente a quien sufre, o cuando se está enfermo, se tiene la ocasión de cargar sobre los propios hombros la cruz de cada día y de seguir al Maestro (cf. Lc 9,23); y aun cuando el encuentro con el sufrimiento sea siempre un misterio, Jesús nos ayuda a encontrarle sentido.

viernes, 22 de abril de 2016

5º Domingo de Pascua – Ciclo C Domingo 24 de Abril de 2016

Odresnuevos Evangelio 24_de_abril_2016color

Lectura del Santo Evangelio según san Juan (13,31-33a.34-35)

Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús: «Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en si mismo: pronto lo glorificará. Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros. Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros. La señal por la que conocerán todos que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros.»
Palabra del Señor


El Domingo del Amor
Jesús nos pide que nos amemos con Él nos ama. Es el encargo que en los días anteriores a su Ascensión hace a sus discípulos. El Amor es la esencia de Dios y el Amor es la base profunda del cristianismo. La ausencia de amor ha traído violencias, guerras, inseguridad… Y el mundo continúa por esa senda de desamor que tanto daño nos está haciendo. Escuchemos, hoy más que nunca, a Jesús de Nazaret que nos pide que instalemos nuestra existencia en el Amor.


     ORACIÓN
CON AMOR TODO ES BUENO, SEÑOR
El egoísmo nos hace ser vanidosos y distantes
CON AMOR TODO, SEÑOR
El dinero ayuda pero no nos hace totalmente felices
CON AMOR TODO ES BUENO, SEÑOR
El rencor siembra todo de enemigos
CON AMOR TODO ES BUENO, SEÑOR
La violencia nos lleva a la violencia
CON AMOR TODO ES BUENO, SEÑOR
La indiferencia nos aleja a todos de todos
CON AMOR TODO ES BUENO, SEÑOR
Las críticas crean desconfianzas
CON AMOR TODO ES BUENO, SEÑOR
Las dudas nos hacen duros
CON AMOR TODO ES BUENO, SEÑOR




POR TI, SEÑOR
Amaremos, aún no siendo amados
Y, en medida rebosante y sin cuenta,
colmaremos y calmaremos
los corazones que necesitan paz
las almas que se han tornado en tibias
los pies que se resisten a caminar
los ojos que se han quedado en el vacío
POR TI, SEÑOR
Mantendremos, eternamente nuevo,
el mandamiento que Tú nos dejaste:
amar, sin mirar a quién
amar, sin contar las horas
amar, con corazón y desde el corazón
amar, buscando el bien del contrario
amar, buscándote en el hermano
POR TI, SEÑOR








viernes, 15 de abril de 2016

4º Domingo de Pascua – Ciclo C Domingo 17 de Abril de 2016

Odresnuevos Evangelio 17 ABRIL 2016 COLOR

Lectura del Santo Evangelio según san Juan (10,27–30)

En aquel tiempo, dijo Jesús: «Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano del Padre. Yo y el Padre somos uno.»
Palabra del Señor

El discípulo acepta hacerse acompañar por el Buen Pastor en cada momento de su vida. Dejarse llevar por Cristo es una opción menos cómoda de lo que parece. Presupone el coraje de confiar la propia vida a Cristo, sin ceder a la angustia cuando no se ve claro ni el camino ni la meta. También significa resistir a los halagos de los falsos pastores que en realidad no son sino ladrones, salteadores cuyo único objetivo (a menudo inconscientemente) es la autoafirmación, la búsqueda de sus propios intereses.

ORACIÓN 

Nosotros, Señor, somos tus amigos…….
TÚ ERES NUESTRO BUEN PASTOR
Nosotros, Señor, somos tus seguidores…
TÚ ERES NUESTRO BUEN PASTOR
Nosotros, Señor, escuchamos tu Palabra...
TÚ ERES NUESTRO BUEN PASTOR
Nosotros, Señor, vamos detrás de Ti…
TÚ ERES NUESTRO BUEN PASTOR
Nosotros, Señor, queremos Vida Eterna…
TÚ ERES NUESTRO BUEN PASTOR
Nosotros, Señor, queremos tu Vida…
TÚ ERES NUESTRO BUEN PASTOR
Nosotros, Señor, queremos conocerte…
TÚ ERES NUESTRO BUEN PASTOR
Nosotros, Señor, queremos seguirte…
TÚ ERES NUESTRO BUEN PASTOR

 

 

 







martes, 5 de abril de 2016

JUBILEO DE LOS CATEQUISTAS IGLESIA EN CASTILLA

JUBILEO DE LOS CATEQUISTAS IGLESIA EN CASTILLA
 
Roma, 21-25 de septiembre de 2016
DELEGACIONES DIOCESANAS DE CATEQUESIS







PROGRAMA                               

 
21 SEPTIEMBRE, miércoles MADRID-ROMA

Presentación en el aeropuerto de Barajas para embarcar en vuelo de línea regular a primera hora de la mañana con destino Roma. Llegada, traslado al hotel. Por la tarde visita Panorámica : Presentamos la capital del Tiber con una visita panorámica en autobús al corazón de la Roma antigua, conociendo la Isla Tiberina y el Trastevere, las colinas del Aventino y la colina del Palatino. Asimismo podremos admirar también el Coliseo, el Circo Máximo, o el Arco de Triunfo de Constantino, del año 315 d.C y la Plaza de Venecia y el Campidoglio, la más famosa de las siete colinas de la ciudad de Roma de la que destacamos su plaza con sus fachadas, pavimentos y escaleras, todo ello diseñado por Miguel Ángel. También disfrutaremos de las vistas del Foro Romano, el que fuera centro político, religioso y comercial de la antigua Roma. Cena en restaurante local y Alojamiento.

22 SEPTIEMBRE, jueves ROMA
Estancia en régimen de media pension. Visita a los Museos Vaticanos, Capilla Sixtina y el interior de la Basílica de San Pedro comenzamos visitando los Museos Vaticanos, los que han sido los antiguos palacios papales, el gran patio de la Piña, la sala de la Cruz, la Galería de los Candelabros, la de los tapices, la de los mapas, la sala Sobiesky y de la Inmaculada, al final entraremos en la Capilla Sixtina, gran obra maestra de Miguel Ángel, con todos sus frescos restaurados. Después pasaremos a la Basílica de San Pedro, construida en el lugar del Martirio del Santo y reconstruida después; de ella destaca imponente su cúpula, obra maestra de Miguel Ángel. En su interior se conservan importantes tesoros, entre ellos “La Piedad” de Miguel Ángel, el “Baldaquino” de Bernini, situado encima de la tumba de San Pedro, en bronce dorado, y los monumentos fúnebres de los papas realizados a través de los siglos por los artistas más ilustres. Terminaremos en la magnífica Plaza de San Pedro, la Columnata de la misma, una de las más grandes del mundo, es de Bernini, una vez más el artista eligió la forma oval, definida por cuatro filas de columnas, que sin embargo, parecen una sola para el que se sitúe sobre los dos focos de la elipsis, en cuyo centro está el Obelisco. Por la tarde tendremos autocar a disposición 4 horas. Celebración de la Eucaristía. Cena en restaurante local y regreso al hotel.

23 SEPTIEMBRE, viernes ROMA
Estancia en régimen de media pensión. Por la mañana, celebración de la Eucaristía. A partir de las 18:00 h. Catequesis por grupos lingüísticos sobre “Miserando atque eligendo”: “Contemplar la Misericordia a partir de la obra de Caravaggio. La Vocación de San Mateo (Capilla Contarelli de la Iglesia de San Luis de los Franceses)”. Cena en restaurante local.

24 SEPTIEMBRE, sábado ROMA
Estancia en régimen de media pensión. A partir de las 9.00 h. En las iglesias jubilares: Adoración Eucarística. Sacramento de la reconciliación. Peregrinación a la Puerta Santa. A las 18:00 h. Vísperas y testimonios en la Basílica de San Juan de Letrán. Cena en restaurante local

25 SEPTIEMBRE, domingo ROMA – MADRID
Desayuno. 10.00 h. Santa Misa con el Santo Padre en la Plaza de San Pedro. A la hora prevista traslado al aeropuerto. Trámites de facturación y regreso a Madrid.

PRECIO POR PERSONA: 770 €
 


INCLUYE
 
- AVION MADRID – ROMA – MADRID EN LINEA REGULAR
- TASAS AEREAS Y SUPLEMENTO DE CARBURANTE
- TRASLADOS AEROPUERTO - HOTEL – AEROPUERTO
- HOTEL CATEGORIA 4 **** EN ZONA VATICANO TIPO NOVA DOMUS A RECONFIRMAR AL HACER RESERVA
- HABITACIONES DOBLES
- REGIMEN DE COMIDAS MEDIA PENSION (en restaurante cercano, sin traslados)
- VISITA PANORAMICA DE LA CIUDAD CON GUIA LOCAL
- VISITA MUSEOS VATICANOS Y CAPILLA SIXTINA CON GUIA LOCAL Y ENTRADAS
- AUTOCAR ½ DIA A DISPOSICION
- SEGURO DE VIAJE
- IVA

NOTA: Otros aspectos del viaje en cuanto a celebraciones litúrgicas y otras actividades serán incluidas en el programa definitivo de los peregrinos apuntados en abril.
DELEGACIONES DIOCESANAS
DE CATEQUESIS
PEREGRINACIÓN DE CATEQUISTAS A ROMA EN EL JUBILEO DE LA MISERICORDIA
FECHAS: del 21 al 25 de septiembre de 2016. Salida de Madrid en vuelo de línea regular de Iberia por la mañana, el día 21 y regreso de Roma por la tarde, el día 25 (Cada delegación diocesana organizará el viaje de ida y vuelta a Madrid por su cuenta)
PRECIO DEL VIAJE, ESTANCIA EN RÉGIMEN DE MEDIA PENSIÓN, VISITAS Y TASA TURÍSTICA en habitación doble: 770 €, grupo de 25 a 50 personas (Máximo) (Suplemento habitación individual 140 €)

INSCRIPCIÓN: Para formalizar en firme la inscripción hay que entregar en la Delegación de Catequesis de tu diócesis esta ficha y el resguardo de haber ingresado 200 € en esta Cuenta Corriente, indicando en el concepto tu nombre y Diócesis: Caja España - C/C N°: ES51 2108 4645 41 0014064353
Además deberá rellenar el siguiente cuestionario:
Fecha tope de inscripción: 1 de abril de 2016
Es necesario también tener la Tarjeta Sanitaria Europea
El resto del importe del viaje (570 €) se ingresará antes del 31 de agosto de 2016.


Nombre y apellidos: _______________________________________________________
Estado Civil _____________________ Profesión _______________________________________
Fecha y lugar de Nacimiento ________________________________________________________
Domicilio _______________________________________________________________________
Población ___________________________________________________CP _________________
Teléfono fijo ___________________________ Teléfono móvil ___________________________
DNI número: _____________________
Tipo de habitación que desea (marcarlo con una x):
   Doble        Matrimonio        Individual (con suplemento)








viernes, 1 de abril de 2016

2º Domingo de Pascua – Ciclo C Domingo 3 de Abril de 2016

nos alegre y dé su Paz“

Odresnuevos Evangelio 3 abril 2016 color

 San Juan 20,19-31
Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos.
Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros.»
Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor.
Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.»
Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados! quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»
Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían: «Hemos visto al Señor.»
Pero él les contestó: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo.»
A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo: «Paz a vosotros.»
Luego dijo a Tomás: «Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.»
Contestó Tomás: «¡Señor Mío y Dios Mío!»
Jesús le dijo: «¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.»
Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Éstos se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo tengáis vida en su nombre.
Palabra del Señor


ORACIÓN
Creemos Señor, pero aumenta nuestra fe.

AUMENTA NUESTRA FE
Creemos Señor, pero aumenta nuestra alegría.
AUMENTA NUESTRA ALEGRIA
Creemos Señor, pero aumenta nuestro amor:
AUMENTA NUESTRO AMOR
Creemos Señor, pero aumenta nuestra esperanza:
AUMENTA NUESTRA ESPERANZA
Creemos Señor, pero aumenta nuestra fortaleza:
AUMENTA NUESTRA FORTALEZA
Creemos Señor, pero aumenta nuestro entusiasmo:
AUMENTA NUESTRO ENTUSIASMO
Creemos Señor, pero aumenta nuestra ilusión:
AUMENTA NUESTRA ILUSIÓN
Creemos Señor, pero aumenta nuestra paz
AUMENTA NUESTRA PAZ
Creemos Señor, pero aumenta nuestra generosidad
AUMENTA NUESTRA GENEROSIDAD
Creemos Señor, pero aumenta nuestro espíritu
AUMENTA NUESTRO ESPÍRITU
Amén 



lunes, 14 de marzo de 2016

Ejercicios Espirituales pra Catequistas.

Del 26 al 28 de febrero un grupo de catequistas de Iglesia en Castilla tuvimos los Ejercicios Espirituales en la Casa de Espiritualidad "San Frutos" en Segovia. Nos acompañó D. César Franco, obispo de esta Diócesis y asistimos unos 50 catequistas.
Se celebraron en silencio  y empezamos por destacar la amabilidad de la acogida y la preparación de los ejercitantes para ser dóciles a la Palabra de Dios y tener el deseo de ser sorprendidos por Él.
Siguió el texto ignaciano adaptado al tiempo disponible: El hombre es llamado a ser adorador de Dios. El sentido y fin de la existencia consiste en salvarse, salvación que puede perderse por la fractura del amor, el pecado, al que se le debe considerar unido a la misericordia de Dios, porque Él nos quiere precisamente por los pecados, los que podemos evitar con la oración.
Pustos en este camino, pedir la gracias del Señor para ser diligentes y seguirle en íntima Comunión con Cristo, que se hizo hombre en la Virgen María en quien se concentran todas las esperanzas de la humanidad.
Sólo me queda, animar a los catequistas para que si pueden se unan el próximo año a estos Ejercicios Espirituales, esta Gracia que el Señor nos pone en el camino para conocerle y amarle más.
Catequistas de Palencia


viernes, 11 de marzo de 2016

5 Domingo de Cuaresma – Ciclo C Domingo 13 de Marzo de 2016


Odresnuevos dia_contorno

Lectura del santo Evangelio según San Juan 8,1-11

En aquel tiempo, Jesús se retiró al monte de los Olivos. Al amanecer se presentó de nuevo en el templo, y todo el pueblo acudía a él, y, sentándose, les enseñaba.
Los escribas y los fariseos le traen una mujer sorprendida en adulterio, y, colocándola en medio, le dijeron: – «Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés nos manda apedrear a las adúlteras; tú, ¿qué dices?».
Le preguntaban esto para comprometerlo y poder acusarlo. Pero Jesús, inclinándose, escribía con el dedo en el suelo. Como insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: – «El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra». E inclinándose otra vez, siguió escribiendo.
Ellos, al oírlo, se fueron escabullendo uno a uno, empezando por los más viejos. Y quedó solo Jesús, con la mujer en medio, que seguía allí delante. Jesús se incorporó y le preguntó: – «Mujer, ¿dónde están tus acusadores?; ¿ninguno te ha condenado?».
Ella contestó: – «Ninguno, Señor».
Jesús dijo: – «Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más».
Palabra del Señor




Jesús escribe en el suelo
Y nadie condenó a la mujer acusada de adulterio. El silencio de Jesús, absorto escribiendo en la arena del suelo, desconcertó a los que buscaban una trampa que acusara al Maestro. Sólo expresó que quien no tuviera pecado que tirara la primera piedra y nadie lanzó nada. Se fueron marchando todos los acusadores, comenzando por los más viejos. 


AYÚDANOS, SEÑOR
Si nos alejamos de Ti,
buscando una felicidad disfrazada
AYÚDANOS, SEÑOR
Si presumimos de ser mejores que los demás
AYÚDANOS, SEÑOR
Si señalamos los defectos de los demás
y olvidamos los propios
AYÚDANOS, SEÑOR
Si te dejamos
y nos perdemos por caminos equivocados
AYÚDANOS, SEÑOR
Si nos ahogamos bajo la carga de nuestros pecados
AYÚDANOS, SEÑOR
Si olvidamos que, Tú,
ante todo eres Padre y no juez
AYÚDANOS, SEÑOR
Si nos esforzamos
y no conseguimos ser lo que Tú quieres
AYÚDANOS, SEÑOR
Si venimos a la Eucaristía
y no descubrimos tu corazón
AYÚDANOS, SEÑOR
Si escuchamos tu Palabra,
y no siempre la seguimos
AYÚDANOS, SEÑOR
Si te negamos y te ofendemos de palabra y de obra
AYÚDANOS, SEÑOR
Amén










viernes, 4 de marzo de 2016

4 Domingo de Cuaresma – Ciclo C Domingo 6 de Marzo de 2016


Odresnuevos cor_color_contorno

Lectura del santo Evangelio según San Lucas 15, 1-3.11-32

En aquel tiempo, solían acercarse a Jesús los publicanos y los pecadores a escucharle. Y los fariseos y los escribas murmuraban entre ellos: «Ése acoge a los pecadores y come con ellos.»
Jesús les dijo esta parábola: «Un hombre tenía dos hijos; el menor de ellos dijo a su padre: “Padre, dame la parte que me toca de la fortuna.” El padre les repartió los bienes. No muchos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, emigró a un país lejano, y allí derrochó su fortuna viviendo perdidamente. Cuando lo había gastado todo, vino por aquella tierra un hambre terrible, y empezó él a pasar necesidad. Fue entonces y tanto le insistió a un habitante de aquel país que lo mandó a sus campos a guardar cerdos. Le entraban ganas de llenarse el estómago de las algarrobas que comían los cerdos; y nadie le daba de comer. Recapacitando entonces, se dijo: “Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan, mientras yo aquí me muero de hambre. Me pondré en camino adonde está mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo: trátame como a uno de tus jornaleros.” Se puso en camino adonde estaba su padre; cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se conmovió; y, echando a correr, se le echó al cuello y se puso a besarlo. Su hijo le dijo: “Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo.” Pero el padre dijo a sus criados: “Sacad en seguida el mejor traje y vestidlo; ponedle un anillo en la mano y sandalias en los pies; traed el ternero cebado y matadlo; celebremos un banquete, porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido; estaba perdido, y lo hemos encontrado.” Y empezaron el banquete. Su hijo mayor estaba en el campo. Cuando al volver se acercaba a la casa, oyó la música y el baile, y llamando a uno de los mozos, le preguntó qué pasaba. Éste le contestó: “Ha vuelto tu hermano; y tu padre ha matado el ternero cebado, porque lo ha recobrado con salud.” Él se indignó y se negaba a entrar; pero su padre salió e intentaba persuadirlo. Y él replicó a su padre: “Mira: en tantos años como te sirvo, sin desobedecer nunca una orden tuya, a mi nunca me has dado un cabrito para tener un banquete con mis amigos; y cuando ha venido ese hijo tuyo que se ha comido tus bienes con malas mujeres, le matas el ternero cebado.” El padre le dijo: “Hijo, tú siempre estás conmigo, y todo lo mío es tuyo: deberías alegrarte, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido; estaba perdido, y lo hemos encontrado.”»
Palabra del Señor


El Domingo de la Alegría
Domingo “laetare”. Domingo de la alegría en medio de la Cuaresma. El origen de este mensaje de alegría no es otra cosa que el contenido de la monición de entrada de la eucaristía del Cuarto Domingo de Cuaresma: “Festejad a Jerusalén, gozad con ella todos los que la amáis, alegraos de su alegría, los que por ella llevasteis luto; mamaréis a sus pechos y os saciaréis de sus consuelos”. En su inicio en la versión latina dice: “Laetare Jerusalem”. Pausa de alegría manifiesta en esta segunda mitad de la cuaresma que nos demuestra que la Iglesia siempre ha buscado la alegría o la tristeza.



¡HAZME VOLVER, SEÑOR!

De los caminos equivocados: HAZME VOLVER, SEÑOR
Cuando malgasto mi tiempo y mi vida: ¡HAZME VOLVER, SEÑOR!
De las mentiras y de las calumnias: ¡HAZME VOLVER, SEÑOR!
De la falta de oración: ¡HAZME VOLVER, SEÑOR!
De la tristeza y de la distancia de Ti: ¡HAZME VOLVER, SEÑOR!
De la envidia y del egoísmo: ¡HAZME VOLVER, SEÑOR!
De la independencia y del hacer lo que me da la gana: ¡HAZME VOLVER, SEÑOR!
De gastar lo que soy en cosas inútiles: ¡HAZME VOLVER, SEÑOR!




viernes, 26 de febrero de 2016

3 Domingo de Cuaresma – Ciclo C Domingo 28 de Febrero de 2016


Odresnuevos ri_color_contorno

Lectura del santo Evangelio según San Lucas 13, 1-9

En una ocasión, se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían.
Jesús les contestó: «¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis lo mismo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera.»
Y les dijo esta parábola: «Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: “Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?” Pero el viñador contestó: “Señor, déjala todavía este año; yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, la cortas”.»
Palabra del Señor


De nuestros desencuentros contigo:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
En nuestras des-esperanzas y preocupaciones:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
De nuestras dudas y frialdad:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
De nuestro orgullo y soberbia:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
De nuestra comodidad y avaricia:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
Para que te encontremos y no te perdamos:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
Para que estemos dispuestos a buscarte:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
Para que seamos conscientes de nuestras limitaciones:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
De nuestra cerrazón hacia Ti:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
De nuestra sordera y ceguera espiritual:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
De nuestra manera de ver y de sentir la vida:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!